27 de abril de 2017

La llegada

El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera.
Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado. 

Recibió una caracola:
-Para que aprendas a amar el agua.
Abrieron la jaula de un pájaro preso:
-Para que aprendas a amar el aire.
Le dieron una flor de malvón:
-Para que aprendas a amar la tierra.
Y también le dieron una botella cerrada:
-No la abras nunca, nunca. 
Para que aprendas a amar el misterio.
Eduardo Galeano.


25 de abril de 2017

CELESTE MARTIN CAEIRO: LA REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES.


- ¿Tiene un cigarrillo?
- Lo siento no tengo. No fumo, nunca fumé.
La conversación entre un militar portugués y una camarera terminó con un pequeño gesto que se convertiría en un gran símbolo: a falta de tabaco, Celeste Martins Caseiro entregó al soldado un clavel. La flor que terminó dando nombre a la Revolución de los Claveles, la flor que puso fin a más de 40 años de dictadura.
La mañana del 25 de abril de 1974 Portugal despertaba al ritmo que marcaban los tambores de Revolución. El pueblo y gran parte de los militares se alzaban contra los residuos del Estado Novo (1933-1974), el régimen que bajo la autoridad de António de Oliveira Salazar se convirtió en una de las dictaduras más longevas de Europa. Por las calles de Lisboa caminaba Celeste, de 41 años, con varios ramos de claveles en sus brazos.
“Trabajaba en un restaurante que fue inaugurado el 25 de abril del 73. El 25 de abril del 74 cumplía un año y los dueños quisieron celebrar el aniversario y nos pidieron que compráramos flores para la fiesta. Pero al día siguiente decidieron que el negocio no iba a abrir porque había empezado la revolución”, recuerda Celeste, en una entrevista en el Jornal de Notícias.

En su camino a casa, uno de los militares sublevados le pidió un cigarrillo. “No tenía, así que le ofrecí un clavel. Él lo cogió y lo puso en la escopeta, de manera que le ofrecí otro y lo aceptaron, y luego otro y luego otro. Fue una alegría muy grande. Estaba muy contenta cuando les vi cruzar la plaza con los claveles. Fue una sensación que no se puede explicar”. El gesto pasó a la historia como una de las razones por las que la revolución fuese tan pacífica, pese que murieran 4 personas.
Este 2 de mayo cumplirá 84 años.

18 de abril de 2017

Como si el destino...

Desde que nos vimos por primera vez, sentí que habíamos compartido nuestras almas. Sentí que había estado en tus brazos, que me sentía protegida.
Es difícil explicarlo, hay personas que cuando se miran lo dicen todo, no hace falta nada más, las palabras sobran. Las energías se funden, por mucho que lo intentes no hay nada que hacer. A pesar de mí, a pesar de tí.
Muchos hablan de enamoramiento, de pasión, de atracción, no, es mucho más que todo eso...es una fuerza superior.
Aparece en el  momento que te das cuenta que encaja en tu vida perfectamente, aunque ambas tengamos rumbos y vidas diferentes, y que si de alguna forma intentaras algo mas, automáticamente se rompería este encantamiento.
Ese sentimiento que está  para quitarte penas, miedos, obstáculos, que se ama desde muy dentro. Que sabes que todo lo que estuviera de tu mano se lo darías sin pestañear.  A veces me siento en deuda contigo, me siento dependiente de tí, porque me aportas e importas. 
Ese amor no se  debería blasfemar, no deberíamos de darle un segundo lugar a nuestras vidas. Ninguna relación que esté basada en el amor no deberíamos darle escalafones. Aunque el amor todavía tiene sus obstáculos. Muchos reniegan de sentir esto.
Tenemos nuestros códigos, tenemos nuestras intenciones. Supiste quitarme la coraza.
Sigo  escuchando  "Remolino" en bucle porque la hiciste mía. Es mi  forma para escribirte, para desear que el tiempo y el espacio se convierta en un momento para poder estar juntos un rato abrazarnos y decirnos todo lo que ya sabemos cuando nos vimos por primera vez. Reirnos con la vida.
Pase lo que pase quererte es lo más bonito y cuando ya no pueda mas, voy a salir a volar, voy a buscarte.

PD: Si por algún casual nos hizo falta tiempo, repetiremos y nos volveremos a encontrar, hay algo que me obliga a ser alas que no vuelan lejos, le debemos mucho a la vida y  no caeremos como estrellas de madera. 



6 de abril de 2017

Los hijos de Siria.

Cuando estalla una guerra, las gentes se dicen: "Esto no puede durar, es demasiado estúpido". Y sin duda una guerra es evidentemente demasiado estúpida, pero eso no impide que dure. La estupidez insiste siempre, uno se daría cuenta de ello si uno no pensara siempre en sí mismo. Nuestros conciudadanos, a este respecto, eran como todo el mundo; pensaban en ellos mismos; dicho de otro modo, eran humanidad y decían: es irreal, es un mal sueño que tiene que pasar.
¿Dicen que la vida humana es sagrada? ¿Dónde dice eso la historia? Todos los gobiernos y todas las religiones han respaldado las guerras que han matado a millones de hombres,mujeres y niños. Tenemos constancia a través del tiempo de las matanzas de miles de enemigos por disputas políticas o por intereses económicos. ¿Cuántas veces el dinero se ha colocado por encima del carácter sagrado de la vida humana?.
Y ahora vemos a los niños agonizando, padres llorando porque la muerte los arrebata a contranatura, sin orden generacional, y mientras se preguntan que han hecho mal. Son los hijos de Siria. Mientras evitamos hablar del tema, mirando las noticias, atónitos pero claro..."no es nuestra guerra"(...)
Ojalá nos demos cuenta algún día que el único medio para una paz duradera consiste siempre en eliminar las causas de una guerra. Ojalá fueran las vidas sagradas. Ojalá fuera un mal sueño...


4 de abril de 2017

La niña de Madera -Pablo Neruda.

La niña de madera no llegó caminando:
allí de pronto estuvo sentada en los ladrillos,
viejas flores del mar cubrían su cabeza,
su mirada tenía tristeza de raíces.
Allí quedó mirando nuestras vidas abiertas,
el ir y ser y andar y volver por la tierra,
el día destiñendo sus pétalos graduales.
Vigilaba sin vernos la niña de madera.
La niña coronada por las antiguas olas,
allí miraba con sus ojos derrotados:
sabía que vivimos en una red remota
de tiempo y agua y olas y sonidos y lluvia,
sin saber si existimos o si somos su sueño.
Ésta es la historia de la muchacha de madera.
(Pablo Neruda)
Foto: Réplica de “Sirena Varada” . Mascarón de proa original de la Nao Marigalante, rememorando la embarcación posteriormente rebautizada en 1.492 como Santa María, y perteneció a Juan de la Cosa, cartógrafo del primer Mapa Mundi en 1.500, incluyendo América. El Barco se hundió en Haití el 25 de Diciembre de 1.492.