20 de enero de 2018

Estoy de paso...


En ocasiones, me cruzo con la ira…, y ella porfía con tomarme el brazo, pero le digo: “¡No puedo irme contigo… trata de comprender…estoy de paso…”.
Otras veces la duda me visita intentando enredarme en su fracaso, y de la misma forma me disculpo: “Perdóname, pero… estoy de paso.”
Algunos días es la intolerancia quien trata de envolverme con su abrazo, pero también me niego a recibirla: tendrás que disculparme…estoy de paso.
Y hay circunstancias en que el sufrimiento es el que trata de llenar mi vaso, más sé de su carácter ilusorio y no le doy cabida…estoy de paso.
Incluso cuando arriban los temores -esos que asustan siempre por si acaso, con su caterva de preocupaciones! - tampoco los atiendo…estoy de paso.
No quiero demorarme en pequeñeces…
¡Cada minuto es un tesoro escaso, que se va entre los dedos como el viento!
Y como el viento...
¡También Yo Estoy de Paso…!
Jorge Oyhanarte.


19 de enero de 2018

Finjamos

Finjamos, sólo por hoy,
durante cada uno de nuestros pensamientos y decisiones, que la vida es fácil, que todo el mundo tiene buenas intenciones, y que el tiempo está de nuestra parte.
¿Vale?
Finjamos que nos aman sin límites, que la magia conspira a nuestro favor y que nada puede herirnos sin nuestro consentimiento.
¿De acuerdo?
Y si nos gusta este juego, mañana también jugaremos, y al día siguiente, y al otro, y muy pronto no será un juego, porque la vida, para nosotros, se convertirá en esas cosas.
Del mismo modo que se han convertido en lo que es hoy.
Los pensamientos también se convierten en realidad.




22 de diciembre de 2017

Hoy

Hoy como tal vez otros días, seguiremos separados.
El que no esté atento a la lotería, estará añorando un ser querido que ya no está. Otros estarán con las compras navideñas, mientras que otros no quieren que ni les nombren la navidad mientras miran, resultados políticos. Están los que se encuentran en un Hospital, suspirando en la sala de espera o en las habitaciones creyendo que hoy será el día de las buenas noticias. Los que estén contentos y los que no lo están, se van cruzando por la calles, pidiendo o deseando lo mejor para sí mismo. Es así, todos vemos las cosas como creemos cada uno. Algún día nos tendremos que dar cuenta todos, que la persona que está a tu lado en el semáforo en rojo, o el que está en la barra del bar tomando un café, es como tú, pero con sus propias batallas.
Ojalá nos regara el cielo de tolerancia, salud y amor para que hoy sea un día mejor que ayer. Aunque creo que es un trabajo colectivo.
¡Feliz día y feliz fin de semana! ¡Feliz Navidad!




19 de diciembre de 2017

Señales...

"El primer cable telegráfico transatlántico fue hecho con 550.000 kilómetros de cable de cobre y hierro, diseñado para cubrir 4.630 kilómetros a lo largo del lecho marino. 
Una vez que el cable estuvo colocado, se podían usar impulsos eléctricos y señales en código para mandar los mensajes que quisieras al otro lado del mundo.
Los seres humanos estamos conectados mediante impulsos para compartir nuestras ideas... Y el deseo de saber que hemos sido escuchados. Todo es parte de nuestra necesidad de comunicarnos. Por eso estamos mandando constantemente señales y signos. Por eso los buscamos en otras personas.
Siempre estamos esperando mensajes. Esperando conectar. Y si no recibimos algún mensaje, no siempre significa que no nos lo hayan enviado. A veces significa que no hemos estado lo suficientemente atentos".



27 de noviembre de 2017

Definiendo

La cosa más insignificante puede cambiarte la vida, en un abrir y cerrar de ojos, cuando menos te lo esperas, ocurre algo que te embarca en un viaje no planeado, a un rumbo jamás imaginado. Quien sabe a donde te llevará, es la aventura de nuestra vida. Nuestra búsqueda de la luz.
Aunque a veces, para encontrar la luz hay que atravesar las más profundas tinieblas.
Y la atravesaremos...




Sumando segundos

Sé lo que he planeado para hoy, aunque sé también que el tiempo o la vida me sorprenden con giros inesperados. Cada segundo pertenece al siguiente y lo único que podemos hacer es arrastrarnos con ellos en historias para relatárnoslas cada noche al ir a dormir...


15 de noviembre de 2017

Cuando me tomo la vida en serio

Siempre me pasa lo mismo, cada vez que me tomo la vida en serio, no me encuentro y es que las cosas duales no van conmigo, no es ni blanco ni negro, ni carne ni pescado, tinto o blanco, montaña o playa, triste o alegre, vender o comprar, casado o soltero, bueno o malo, materia o espíritu. Alguien dijo que la culpa era de Platón o de la religión judeocristiana, como si echarle la culpa a alguien me hiciera sentir mejor...aunque seguiré usando la opción c, esa, la tercera del vocabulario, empezando por arriba o por la derecha, o mirando hacia atrás la antepenúltima, y que viva el tercero, los matices, la pizza con lambrusco, sentir y pensar, la playa con arboleda, y andar con cholas, en calcetines, o descalza. La vida te da tantas opciones que siempre nos quedará el resto del vocabulario y emociones...cuando no me tomo la vida en serio, esos días, hay tanto por hacer...